Saltear al contenido principal

Está basada científicamente que el cuerpo no reconoce la diferencia entre una risa provocada y una risa verdadera, por lo que igual recibe los beneficios fisiológicos de esta. Es un ejercicio del cuerpo que relaja la mente, por lo que es una verdadera meditación. Al reír, nuestro cuerpo, mente y emociones, se benefician creando un verdadero estado de alegría de vivir.

Volver arriba